Blogia
El teclazo por la verdad

Mañana empieza el play off por el título de la pelota cubana

Por Norland Rosendo González

 

Cuando a las tres de la tarde de mañana martes abran las puertas del estadio Augusto César Sandino, de la ciudad de Santa Clara, en el centro de Cuba, prácticamente comenzará la pelea por el ansiado trono de la pelota cubana.

Desde las gradas, los aficionados y fanáticos, porque no es lo mismo uno que otro, empiezan las disputas (sanas en la mayoría de los casos), se radicalizan los grupos: los anaranjados del centro se ubican sobre el banco de tercera, y los azules venidos desde la capital, sobre el de primera.

Derrochan iniciativas, ingenios y chistes: carteles, disfraces, banderas, coreografías, congas, cornetas, pitos… de todo hay en las gradas, que convierten ese espacio en otro escenario imprescindible de la disputa. A veces, logran hasta desconcentran a los jugadores para bien de sus intereses.

Y cuando llegue la hora de empezar el partido, ya no cabrá nadie. Eso lo aseguro con unas cuantas horas de antelación.

Villa Clara va por el oro que le ha sido esquivo en los últimos quince años, a pesar de ser el conjunto más estable de todo ese período, con buenas colocaciones en la tabla final de los torneos, pero sin ser campeón, que es, en definitiva, lo que la gente quiere y recuerda.

Frente a los Industriales han perdido los últimos tres play off por el trono que han desarrollado entre ellos. Primero cuatro por dos, y después para de cuatro a cero, que todavía retumban en los parciales Naranjas.

A mí mismo, me costó un viaje inesperado del estadio al hospital, cuando vi esfumarse una ventaja de Eliécer Montes de Oca y con ella la posibilidad de ganarle a los sempiternos rivales. Fue tal el dolor en el pecho que mis amigos me llevaron rápido adonde un médico, y desde entonces, hace varios años no voy al estadio, con lo que me gusta la pelota.

Esta vez, el elenco anaranjado está muy bien, balanceado, con pitcheo, defensa y bateo eficientes, estado anímico excelente, y una dirección inteligente, científica y sensata (nada que ver con el método y estilo de Víctor Mesa).

Pero ya, desde oscuros rincones de no se sabe dónde, comenzaron a mover influencias y tomar decisiones que benefician a los de la capital. Por ejemplo, aplazaron el inicio de la final para que descansaran unos días más, no sabían que nosotros teníamos a los dos receptores titulares lesionados, si no, hubiesen comenzado el viernes posiblemente.

El fin de semana, que nos tocaba aquí lo pasaron para el estadio Latinoamericano. Fiesta para ellos.

Y ahora para colmo, liberaron el pitcheo. A nosotros no nos hace falta pues tenemos mejores lanzadores y un estaf más profundo. Pero quieren que los azules puedan poner a los mismos todos los días.

No descarto que mañana anuncien que Metropolitanos reforzará a Industriales para estos juegos finales, porque, a fin de cuentas, ambos son de la capital.

Ojalá los árbitros actúen con absoluta transparencia y canten parejo.

Nosotros saldremos al terreno a jugar pelota, limpia, sana, como el pueblo se merece.     

       

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres