Blogia
El teclazo por la verdad

Cuestión de horas

Cuestión de horas

Por Norland Rosendo González

Dentro de unas horas, la capital de Cuba será aquí. Los alfilerazos de sol pinchan inclementes las espaldas y alternan con unos goterones densos de lluvia, pero hay que seguir desafiándolos para que todo esté como nos gusta a los villaclareños, gente fina, de detalles.

Todo el mundo anda con el traje de campaña puesto, que para nosotros es el de trabajo. Día y noche, robándole horas al sueño para festejar el lunes en la Plaza la condición de mejor provincia en la emulación por el 26.

El Conjunto Escultórico Ernesto Guevara aguarda por el gran momento. Está acostumbrado ya a los sobresaltos de su corazón de concreto, mármol e ideas. A las emociones por la presencia de  héroes y de tantos hermanos que vienen de lejos y de cerca. A hacer historia. Todos juntos, bajo la pupila insomne del Che.

Será otra jornada de gloria para este pueblo, vencedor de obstáculos y dificultades, como calificara Fidel a los villaclareños.

Santa y clara, la urbe de 321 años tiene la energía de una quinceañera. Ha tenido poco reposo desde que supo que en ella se efectuaría el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional. Se remangó la camisa, hundió la cabeza en un sombrero o una gorra —a gustó de sus hijos—, y puso manos a la obra.

Con ese mismo espíritu acudirá el lunes a la Plaza, a celebrar con  disciplina, organización y entusiasmo un triunfo que es resultado del trabajo, la consagración y la confianza en el Socialismo y la Revolución cubana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres