Blogia
El teclazo por la verdad

Santa Clara en vísperas del acto central por el Día de la Rebeldía Nacional

Por Norland Rosendo González

Esta noche muy poca gente dormirá en Santa Clara. Ni los niños quieren irse a la cama, dicen que no tienen sueño y temen que mamá y papá se vayan por la madrugada para la Plaza del Che y no los lleven. «De eso nada», dijo Javier, un pequeño de 8 años que vive en el centro de la ciudad.

Y es que todo el mundo ha estado viviendo jornadas excepcionales vísperas del acto más importante que celebra Cuba todos los años. El 26 de julio, la provincia más destacada del país es sede de ese acontecimiento, como premio a sus resultados y esfuerzos.

Villa Clara ha sido la escogida este 2010. Y desde que se supo la noticia, comenzó el huracán fuerza 5 de pueblo a poner la ciudad en las condiciones que merece tan alto reconocimiento.

Pero estas últimas jornadas son de campana a campana. Pintando, engalanando, produciendo, restaurando, fabricando, una manera muy cubana de festejar; con los goterones de sudor corriendo por la frente, pero sin descansar, porque las horas corren y el 26, cuando amanezca, más de 100 mil santaclareños estarán en la Plaza del Che para conmemorar la gloriosa fecha que marcó el inicio de la lucha por la definitiva liberación de Cuba.

Esta noche nadie duerme, ha llovido pero la gente está poniendo banderas, flores y carteles alegóricos a la efeméride en sus cuadras. Más bien retocándolos, pues desde hace varios días están colocados.

La ciudad late. Es el «pum pum» de un corazón que palpita de emociones porque estará mañana otra vez junto a Raúl, y bajo la pupila insomne del Che.

Razón tienen los niños. Un día como el de mañana nadie quiere amanecer en la cama. Todos a la Plaza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres