Blogia
El teclazo por la verdad

Mi opinión sobre el Cuba de pelota

Mi opinión sobre el Cuba de pelota

Por Norland Rosendo González

Con tantos acontecimientos políticos importantes esta semana en América Latina, no he podido compartir algunos criterios sobre la selección cubana de pelota que participa en el premundial de Puerto Rico.

Saqué una oportunidad y aquí van mis puntos de vista. Concuerdo con la elección de solo dos receptores; cada vez que iban tres, el último apenas calentaba pitchers en el bull pen. Ariel Pestano es le mejor de Cuba, y a mí juicio, el número uno en la historia del béisbol revolucionario, o sea, desde 1959 hasta la fecha. Otros están cerca, pero no a su altura, por la integralidad de su desempeño.

Y Yulexis La Rosa, gústele o no a algunos aficionados, sobre todo, espirituanos y capitalinos, solo es segundo de Pestano, y porque juegan en el mismo equipo en la Serie Nacional, el subcampeón Villa Clara. El muchacho tiene la misma elegancia y seguridad detrás del home de su maestro.

Obviamente, si van dos, el segundo tiene que tener oficio y habilidades demostradas para suplir al titular en una posición que exige inteligencia, concentración y pericia para guiar a los lanzadores.

El industrialista Frank Camilo Morejón tiene potencialidades, y me parece que será el sustituto de Pestano. Pero todo en su momento y según las estrategias de los técnicos, que para eso son los expertos. Eriel Sánchez ya hizo su historia, sobre todo como eterno banco de la selección nacional. Coincidió con jerarcas que dieron poco espacio a las dudas. Y hay otros talentos que cuando se pulan, podrán calzar los arreos del Cuba.

En el cuadro, me parece excesivo 7 hombres. Con uno menos, hubiese sido mejor, para mi criterio, claro. Pero resulta que tenemos que desarrollar peloteros versátiles, que jueguen bien en varias posiciones, al estilo de Aledmis Díaz, Rudy Reyes.

Si alguien más jugara la inicial, no hubiese hecho falta llevar dos; y si un camarero o antesalista se desempeñara bien en el campo corto, con un torpedero era suficiente. Digo, yo.

Creo que hay que adiestrar a un jardinero para sustituir en determinado momento al primera base. Y que lo haga bien, sin improvisaciones, como hemos visto en pasados torneos internacionales con resultados fatales.

En los jardines, la historia es diferente. Hace tiempo no acudíamos a una cita sin center field, porque Yoennis Céspedes cubre la posición, pero buen fildeador no es, y ejemplos hay. Francamente, me sorprendió eso de llevar solo 4 patrulleros. Mucha ofensiva y la defensa...

En un juego apretado tiemblo con una conexión difícil entre dos. Yo hubiese llevado a Giorvis Duvergel. Así que ya saben los jardineros centrales de la pelota cubana: se busca uno para el equipo grande.

El pitcheo está Ok: balanceado, expertos y noveles con potencialidades y demostraciones exitosas, abridores, relevos intermedios y cerradores, veloces y curveadores. Y una cantidad aconsejable para el tipo de torneo, por la intensidad de la competencia.

Si me dieran la posibilidad de otorgarle una nota a la selección, le daría 94 puntos. A fin de cuentas, el manager es el mejor que tenemos en Cuba, el más capacitado, con una ética y una sabiduría envidiables. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres