Blogia
El teclazo por la verdad

La mejor opción de Cuba hoy es producir, producir y producir

Por Norland Rosendo González

Las noticias mundiales sobre los precios de los alimentos no son halagüeñas: continúa la tendencia alcista y las perspectivas no deben variar el año que viene, según pronostica la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), lo que tiene, obviamente, sus repercusiones en Cuba.

«El fuerte descenso de las existencias frente al modesto incremento de la producción en la mayoría de los cultivos, generan la permanencia de los precios elevados», indicó un reciente documento de la FAO.

En Abril pasado, el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, anunció que desde junio de 2010, 44 millones de personas habían rebasado el umbral de la línea de pobreza debido al incremento de 36% en las cotizaciones de los alimentos.

Y alertó que un alza adicional de 10% podría arrastrar a otros 10 millones de personas al bolsón de los que viven con menos de 1.25 dólares diarios para pagar todos sus gastos, incluidos salud y educación. Si el aumento de los precios fuera de 30%, entonces la cantidad de pobres en extremo crecerá en 34 millones, añadió.

Para Cuba, la situación se torna muy compleja como consecuencia del  bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, que nos impide adquirir cualquier producto que contenga al menos un 10% de tecnología o componentes de ese país.

Washington persigue a las compañías que intentan establecer vínculos comerciales con La Habana, nos prohíbe el acceso a créditos internacionales, y para colmo, los barcos que toquen puerto cubano no podrán hacerlo allá en 6 meses, entre otras restricciones anacrónicas que pretenden impedir el desarrollo de nuestra economía socialista.

Esa política imperial encarece los costos, los seguros y los fletes hasta nuestro país, lo que implica erogaciones de divisas superiores a las de cualquier otra nación para comprar los mismos productos.

Una simple comparación entre los precios para Cuba de algunos alimentos entre agosto de 2010 y julio de 2011 evidencia la necesidad de incrementar de manera sostenida, eficiente y planificada la producción de comida para sustituir importaciones y mejorar los abastecimientos a la población.

El maíz amarillo subió de 207 dólares la tonelada métrica a 400 en ese lapso; el frijol de soya, de 314 a 584; la leche en polvo entera de 3 mil 479 a 4 mil 398; la descremada, de 3 mil 62 a 4 mil 203; el pollo en cuartos de 718 a mil 147; el arroz molinado de 458 a 574 y el café arábica de 3 mil 692 a 5 mil 370.

Los frijoles (negros y colorados), sin embargo, registraron un descenso de 868 a 787.50, elevado aún para la tensa situación financiera cubana, que ya en abril anunció un reajuste de la partida presupuestaria para la compra de alimentos en el mercado mundial, o sea, habrá que invertir 308 millones de dólares más (25% por encima de lo planificado).      

«Ello implica que todo el crecimiento que se esperaba de los ingresos por exportación de níquel, servicios, azúcar, entre otros, ya no entren en calidad de adicionales, sino que deban dedicarse a cubrir el déficit de la factura alimentaria», explicó entonces Igor Montero, presidente de Alimport, la empresa estatal importadora de alimentos.

En el orden interno, avanza la entrega de tierras en usufructo al amparo del Decreto Ley 259, aunque la experiencia ha encontrado algunas zancadillas burocráticas que requieren ser eliminadas con disciplina, orden y agilidad para poder incrementar la superficie en explotación. La estrategia apuesta por una agricultura de bajos insumos, sostenible y agroecológica, como alternativa ante los celestiales precios de los fertilizantes químicos y el combustible en el mercado foráneo.

A pesar de la voluntad política para incrementar las producciones y los rendimientos agropecuarios, en las recientes sesiones del Parlamento trascendió que en el primer semestre del año 11 rubros incumplieron sus planes, seis o siete de ellos de gran impacto para la economía y la sustitución de importaciones, lo que repercute en la balanza de pagos del país.

Las cuentas están claras. Queda suficiente marabú en los campos y gente dispuesta a convertir las tierras ociosas en productivas parcelas. No basta con bajar los precios de algunos implementos imprescindibles en la agricultura, si no hay planificación, contratos serios, chequeo a pie de surco, compra a tiempo y por calidad de las cosechas.

Tampoco hay razón que justifique que quede un litro de leche en el campo o un racimo de plátano sin acopiar, o que sean incumplidos los plazos para pagarle a los productores, y menos aún que se adopten decisiones burocráticas que desestimulen a quienes hoy son imprescindibles para garantizar la Seguridad Nacional, de acuerdo con la voluntad expresa del Gobierno Revolucionario cubano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

-

Saludos, Melannie, es una buen idea conectar nuestro blog y su directorio.
Sigamos en contacto, saludos, Norland Rosendo González.

-----Mensaje original-----
De: Blogia [mailto:elteclazo.2011081601....@email.blogia.net]
Enviado el: jueves, 18 de agosto de 2011 7:49
Para: norland@enet.cu
Asunto: [Blogia] Nuevo comentario en 'elteclazo.blogia.com'


Melannie Agurto

Melannie Agurto -

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio http://elteclazo.blogia.com/ y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres