Blogia
El teclazo por la verdad

La vuelta al mundo por 80 mentiras

Por Norland Rosendo González

Acogidos a un «paquete turístico» diseñado por Washington, personajes de la llamada oposición cubana que viven en el exterior, al parecer, se van a dedicar ahora a recorrer el mundo para predicar la «satanización» del Socialismo y la necesidad de «exorcizar» al régimen cubano, mediante el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por los Estados Unidos de manera unilateral y arbitraria; el terrorismo, y su versión más sofisticada, el terrorismo mediático.
La agencia alemana DPA publicó recientemente un cable en el que amplifica que Uruguay fue la más reciente escala de la embajada de 15 disidentes, a quienes un grupo de amigos solidarios con Cuba repudió enérgicamente.
Sin embargo, la derecha de esa nación sudamericana aprovechó la ocasión para aconsejar a los visitantes sobre «institucionalidad democrática». ¿Será que están concertando fórmulas comunes al estilo de la siniestra operación Cóndor?
El propio despacho, fechado en Montevideo, desenmascara al Tío Sam, tutor ideológico de estos «turistas-mercenarios»:
El Comité Uruguayo por al Liberación de Cinco cubanos encarcelados en Estados Unidos bajo la acusación de espionaje acusó a los visitantes de ser enviados por el mandamás americano de Estados Unidos» que otorgó «14 millones de dólares en 2010 para difamar el socialismo cubano y subvenciona a estos títeres para que anden por todo el mundo con su circo y hoy caigan con sus mentiras en Uruguay».
«Vienen con su prédica contra Cuba, patrocinados por el imperialismo norteamericano, por varias organizaciones vinculadas al propio gobierno norteamericano, la gusanera cubana con sede en Miami», y nombran entre ellas a CADAL, una organización que tiene sede en Buenos Aires y representación en Montevideo.
El complejo mediático industrial, al servicio de los jerarcas del poder, le han abierto los micrófonos a la comitiva para que exprese sus criterios y «contribuyan al esclarecimiento de la opinión pública mundial sobre la realidad que se vive dentro de la Isla.»
Y ellos, fieles al guión escrito por sus patrocinadores políticos, han aprovechado para mentir deliberadamente, y negar que Cuba es una nación que cuenta con el consenso de la población para continuar construyendo una sociedad socialista, alejada de las recetas neoliberales aplicadas para beneficiar a las elites del poder económico y financiero mundial, y en detrimento de la calidad de vida de los pueblos latinoamericanos.
Los embajadores de la disidencia no se refirieron a los esfuerzos y resultados de Cuba para preservar logros en la salud, la educación, el desarrollo científico-técnico y otros sectores estratégicos, a pesar de las políticas impuestas por los Estados Unidos para derrocar a la Revolución. Y mucho menos aludieron a la vocación internacionalista de compartir los recursos, sobre todo capital humano, que ha contribuido a mejorar los indicadores de salubridad y cultura en las regiones más apartadas de América Latina y África, sobre todo.
La vuelta al mundo para mentir sobre su propia Patria es el recurso que se han buscado ahora estos turistas mercenarios para seguir de parásitos de un presupuesto que, lamentablemente, los contribuyentes norteamericanos no saben qué destino tiene.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Víctor J. Sanz -

Hola, en España hemos sido testigos de parte de esa gira turística, auspiciada aquí por la extrema derecha a la que representa el PP. Esta gentuza de derechas prácticamente les pone un sueldo por criticar a Cuba. Después dicen que es la izquierda la que está llena de vagos.
Os espero en mi blog:
http://impresionesmias.com
donde denuncio todo este tipo de comportamientos contra la razón y el interés humano.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres