Blogia
El teclazo por la verdad

Deportes

Villa Clara, un equipo de campeones

Villa Clara, un equipo de campeones

Norland Rosendo González

Aquí les publico unas décimas enviadas por un villaclareño que está ahora en La Habana, el pobre, imagino cómo se está sintiendo mientras los leones de Industriales son recibidos con bombo y platillo por todo el malecón. Pero aquí, desde anoche, comenzamos a prepararnos para ganar la Serie Nacional 50. Esa no nos la quita nadie. 

Nadie canta a la derrota,

todos piden la victoria

pero este pueblo hizo historia

en la final de pelota.

Y si en alguno usted nota

que hay tristeza o mala cara

dígale que nos ampara   

una verdad colosal:

el ritmo de la final

se lo puso  Villa Clara.

 

Es verdad que no ganamos

pero en estos días vimos

cuánta emoción compartimos

cuánto calor emanamos.

De naranja nos pintamos

entre gritos y canciones

y aunque al final los leones

se llevaron el trofeo,

sinceramente, yo creo

que también somos campeones.

 

 

Yoerky Sánchez Cuellar

 

1-4-2010

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Industriales campeón en extrainning

Industriales campeón en extrainning

Por Norland Rosendo González 

En un partido que se prolongó 10 entradas, el equipo de Industriales se coronó campeón de la 49 Serie Nacional de Béisbol, con marcador final de 7 carreras por 5.

Los azules de la capital supieron sacar los out importantes y cuando parecía que Villa Clara ganaba, el novel lanzador Yoen Socarrás se mostró como todo un consagrado y ponchó a Pestano y Dian Toscano en la parte baja del noveno.

En el décimo, otra vez falló la defensa naranja, y un simple elevado entre el cf y rf se convirtió en jit, y Rudy Reyes ancló en la intermedia por error en tiro, y desde allí anotó por biangular de Stayler Hernández, todo un coloso ante los villaclareños, quien después pisó el home también.

La primera mitad del juego fue tranquila. Pero la batería azul de largometraje funcionó muy bien, con vuelacercas de Serguey Pérez, Alexánder Malleta y Rudy Reyes.

En el sexto y séptimo los capitalinos marcaron dos veces respectivamente, y se fueron delante 5 por 2. En el octavo Yandris Canto levantó a toda la afición con largo jonronazo de tres carreras que sirvió para empatar. Pero no para ganar, pues sus compañeros fueron incapaces de conectar a la hora buena para dejar al campo a los visitantes, que sí se crecieron en los momentos difíciles.

En el noveno, los naranjas pusieron el gane en segunda; sin embargo, Dian Toscano se ponchó.

El éxito, muy merecido, para Socarrás y el revés a la cuenta de Misael Siverio.

Fue un buen partido de pelota, emocionante, y se impuso quien mejor jugó y supo controlar las emociones y neutralizar al rival en los lances clave.

Una vez más, Villa Clara queda en segundo lugar. Bueno, si tomamos en cuenta que en la Serie intervienen 16 planteles, pero alargó a 16 los años sin saborear la miel del campeonato.

Santa Clara sigue vestida de naranja

Santa Clara sigue vestida de naranja

Por Norland Rosendo González

La gente de Villa Clara no pierde la confianza en su equipo de pelota. Hoy la ciudad sigue vestida de naranja. Ese color continúa en los carteles, las fachadas delas edificaciones públicas y privadas, los atuendos de los aficionados. No cesan las congregaciones frente al hotel Santa Clara Libre, donde se alojan los peloteros de la provincia.

Hay eferverscencia. Nadie ha perdido la esperanza, y, aunque un juego lo gana cualquiera, este tiene que ser villaclareño. El pueblo ansía el triunfo, más que los propios peloteros, me atrevería a decir. Porque van al estadio y lo colman en 40 minutos. Vienen de muy lejos, de otras provincias, inclusive, a verlos jugar y ganar.

El parque Vidal sigue siendo una fiesta. Hay que levantar el ánimo, como un perrito que circula por las calles vestido de naranja con un cartel que dice: León, hoy no te escapas. Te ladro y te muerdo.

El sabio Martín Saura no puede ser el eterno segundón. Segundo de Lombillo el año pasado, y ¿ahora segundo de Germán?

A jugar pelota. Borrero, tú eres grande, dice otro cartel. Concuerdo con eso, pero hay que demostrarlo en el terreno. Prepárate para dos jonrones por lo menos, y un fildeo de lujo que te toca hacer. Lunar ponla en la luna; y Aledmis, calma, cógela, afíncate y dispara, certero a la inicial y eso es out. Y tú Leonys, recuerda que eres primer bate, nada de buscar vuelacercas, lo tuyo es embasarte, entrar en circulación, desconcentrar al pitcher azul.

Y si jugamos así, esos leones se van tusados para La Habana, ebrios de tanto jugo de naranja concentrado, del bueno, sin azúcar para que hagan muecas, y, de vez en vez, los rociarmeos con el zumo para que... bueno, ustedes saben.

¿Habrá luz naranja hoy en pelota?

¿Habrá luz naranja hoy en pelota?

 

Por Norland Rosendo González

Cuando salí del periódico a las dos y media de la madrugada, Santa Clara era un desfile mudo. Cientos y cientos de gente ataviados de naranja caminaban cabizbajos, con los carteles bocabajo y la mirada perdida en las tantas jugadas malas de Ariel Borrero.

A esa ahora, algunos entraban a los establecimientos comerciales abiertos a matar con un doble de ron, una cerveza o un refresco bien frío, los deseos de festejar la corona en la pelota.

Afuera del estadio Sandino, aguardaba el fiestón y detrás de las cercas del jardín central, la batería de fuegos artificiales para hacer la luz de los campeones.

Ahora, los aficionados están escépticos. No pocos han desistido de ir hoy al estadio. No quieren ver un naranjicidio. Cuando todo el mundo pensaba que anoche se acababa la bronca y se alzaría la copa de jugo de naranja, sobrevino una debacle inducida.

Sí, inducida. Porque Villa Clara quiso festejar sin que cayera el out 27. Y todo el mundo sabe que un juego no se gana hasta que se acaba.

Ariel Borrero intentó burlarse de unos leones enjaulados 4 carreras por cero, y estos, enfurecidos por el chantaje, rompieron las cercas y se lanzaron al terreno a demostrar porqué son los reyes de la selva. Y qué bien lo hicieron.

Al mismo Borrero lo hicieron lucir muy mal, lo rajaron, como se dice en la pelota callejera. Una mansa línea lo taladró y se le fue entre las piernas, lo que provocó dos carreras. Más una que regaló con un corring suicida y dos out que obsequió también al fallar con corredores en posiciones anotadoras.

Los leones rugieron, como les pedía el público cuando estaban debajo en el marcador. Un ataúd que recorría los pasillos con el color azul se tornó naranja.

Y hoy la gente ha amanecido triste, todavía quedan fuerzas. Pero si Villa Clara juega como anoche, no se merece el campeonato. Que sigan, pues, otros 15 años aguardando. Porque la final es de los que sepan luchar en el terreno, respetar al rival, pero luchar, a brazo partido, por el triunfo.

Hoy se decide el campeonato de pelota

Hoy se decide el campeonato de pelota

Por Norland Rosendo González

En un partido muy deslucido por parte de los villaclareños, quienes cometieron errores muy costosos y otros ingenuos, el equipo Industriales alcanzó una sonada victoria 8 carreras por 5, con la que nivela el play off a tres, y todo se decide este miércoles.

Villa Clara tenía a su favor al público, el estado psicológico del éxito en el controvertido encuentro del domingo, y un Robelio Carrillo que se presentó muy bien, pero pésimamente defendido por sus compañeros.

Los Naranjas comenzaron delante en el marcador 4 carreras por cero. Todo empezó a revertirse con una carrera suicida de Ariel Borrero de tercera para home, con la bola en manos de los jugadores del cuadro. Fácil out.

A partir de ese lance, los leones se crecieron. La cuarta entrada fue fatídica. Con un solitario jit por el cuadro, los azules marcaron tres y se pegaron, gracias a un error de Ariel Borrero.

El mismo Borrero bateó dos veces con hombres en circulación, y en ambas ocasiones El Remolcador falló. La escena quedó lista para que en el quinto los capitalinos se fueran delante en el marcador, ventaja que no perdieron más.

El partido concluyó 8 carreras por 5. El éxito se lo apuntó el relevista Armando Rivero, auxiliado en las postrimerías por el zurdo Yoandry Portal, y el revés fue a la cuenta de Robelio Carrillo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

A punto de comenzar el sexto juego por el trono de la pelota

Por Norland Rosendo González

Hoy toda Villa Clara es una fiesta. De loma a llano. Cuando faltan unos minutos para que empiece el sexto juego del play off por el título de la pelota cubana no puedo escribir mucho, no tengo tiempo. Y tanto que lo deseé, ni me he bañado aún, pero aquí estoy y estaré.

Hace un rato me escapé de la rutina del peródico, y fui hasta el hotel donde estan alojados los peloteros de Villa Clara: cientos de fanáticos esperando que salieran, carteles de todo tipo, iniciativas, trajes y atuendos naranjas, leones (de yeso y de cartón) degollados, tusados, aplastados.

De todo hay en la villa santa y clara. Allá en Manicaragua, municipio montañoso, donde esta el precioso lago Hanabanilla, a la vera del que se erige un hotel con similar nombre, la gente recibe y despide a los Industriales de la capital con conga, matracas y cuanta iniciativa se les ocurre, incluida una chiva prieta con un cartel gigante que dice: Malleta. Santa ocurrencia.

Pero no puedo escribir más. El juego está al comenzar y debo cubrirlo periodísticamente. Nada de estadio, como soñé. Será para la próxima, y cuando seamos campeones, dentro de unas horas, y termine de hacer la edición de mi periódico, me voy para el Sandino, a festejar también.     

A pesar de un árbitro, Villa Clara ganó el quinto juego

A pesar de un árbitro, Villa Clara ganó el quinto juego

Por Norland Rosendo González

 

En un juego que no se olvidará nunca, Villa Clara derrotó a Industriales 6 carreras por 3 y puso el play off por el título de la pelota cubana a punto de flan.

Fue un partido tenso, que empezó con el empuje de los capitalinos, quienes en el primer inning anotaron dos por bambinazo del tercer bate Yoandry Urgellés con uno a bordo, y dos jits más que parecían poner al borde de la explosión al abridor naranja Freddy Asiel Álvarez. Pero este se recuperó, y de ahí en adelante fue todo un coloso en el box.

En el sexto, Villa Clara descontó una, y en el octavo marcaron dos más empujadas por tubey de Ariel Pestano entre left y center.

En la conclusión de ese inning, se formó al debacle en el Latino. Ariel Borrero se mareó con una rolata a primera, y en vez de pasarle la bola al pitcher para que facturara el out, intentó hacerlo él solo y el corredor llegó quieto.

Después, hubo un palomón por el box y Freddy Asiel, desesperado por lograr el doble play, no tiró bien a segunda, pero el torpedero Aledmis Díaz tocó al corredor. Increíblemente, el árbitro cantó quieto en un lance clarito, clarito. Todos los villaclareños salieron a protestar.

Los árbitros se reunieron, consultaron, en la pantalla de la televisión se veía como el que impartía justicia en la inicial, quien sí vio la jugada, decía que era out. Pero no hubo valor para reconocerlo públicamente, como le decía muy molesto Eduardo Martín Saura, el caballero de la dirección naranja, a las autoridades del INDER y el béisbol cubano presentes en el estadio.

Se ratificó la injusta decisión del árbitro de segunda. Para colmo, este expulsó al antesalista naranja Ramón Lunar, cuando salió al campo tras varios minutos en que los peloteros del centro de Cuba, muy irritados no querían seguir jugando, como protesta por la barbaridad arbitral.

Era lógico que Lunar estuviese alterado, debieron felicitarlo por la valentía de salir a jugar y arrastrar a sus compañeros, después de un momento tan complicado, pero el mismo árbitro, arrogante y desacertado, lo mandó a las gradas para calentar más la situación.

Afortunadamente, los villaclareños regresaron al terreno, y los capitalinos solo pudieron empatar, cuando todo parecía que se irían delante en el marcador. Freddy Asiel se creció.

En el noveno, con dos out, se hizo justicia y Villa Clara marcó tres para sellar su victoria. Ariel Borrero, quien había estado mal en varios lances, tanto a la ofensiva como a la defensiva, disparó jit de oro para fletar dos anotaciones, y su tocayo Pestano lo imitó para propulsar la sexta.

En la conclusión de ese inning, Industriales puso dos hombres en circulación, pero Yolexis Ulacia entró al box y liquidó los dos out que faltaban con fly a segunda y rolling a tercera.

Merecida victoria de Villa Clara, la segunda en este play off a la cuenta del novel zurdo Yasmany Hernández Romero, muy bien en su relevo.

En martes, a las 8 y 15 de la noche será el sexto juego, y si ganan los Naranjas serán campeones, tras 15 años sin saborear el oro. Robelio Carrillo, quien dio una disertación de pitcheo en el segundo partido al imponerse 3 carreras por cero, lanzará por los discípulos del doctor en ciencias Eduardo Martín Saura, el caballero de la dirección villaclareña.

Y a estas alturas, después de una tarde de tantas emociones, comienzo a recuperar mi voz. Pero no podía dejar de compartir con ustedes estas líneas. El martes, después de varios años sin ir al estadio por cuestiones de salud, quizás vaya. Y si infarto, que sea de felicidad, porque quiero ver los voladores dorados del campeonato naranja.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A empezar de nuevo en la final de la pelota cubana

Por Norland Rosendo González

 

Lo de hoy en el estadio Latinoamericano, de La Habana, fue una humillación a los naranjas en la final de la pelota cubana. Algo así como una burla, una muestra de superioridad total: los leones de Industriales no pararon hasta dejar fuera de combate a unos indefensas «naranjas» con marcador de 11 carreras por una.

Pero lo triste no fue el nocaut, sino la inseguridad en el terreno exhibida por un equipo que, hasta su debut en esa plaza deportiva, había jugado fuerte, con garra y deseos de ganar, un béisbol de altos quilates.

Y nada más puso un pie en el Latino, cambió completamente. Pifias mansas, errores tácticos, tres por una bola y la dejan picar (que ni yo, si me avisan por teléfono, voy desde el Escambray hasta La Habana y la cojo). Con bases llenas sin out, no empujan; conectan débiles roletazos por el cuadro, y peor aún, se ponchan sin tirarle a la bola en zona de strike.

Quitaron un elenco y pusieron otro. Ahora se empató el play off a dos éxitos por bando. A los azules los acompaña el buen estado de ánimo, un público que rebasa los 50 mil coreando a la vez, y una mecánica de juego que nunca falla, lo aprovechan todo.

Mañana será el quinto partido, quien lo gane se pondrá a las puertas del título. Villa Clara lleva 15 años sin ganarlo, peor si sigue jugando tan mal, deberá esperar unos cuantos más para subir al trono.

Freddy Asiel Álvarez (VCL) contra Odrisamer Despaigne (IND). Cuando termine, les cuento. Porque hoy de verdad que me siento muy triste.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres